FILUC
FILUC

Foro Filuc Bibliotecas a la Carta

Berra: Las bibliotecas son espacios de meditación e investigación

Considera que son importantes e indispensables estos espacios, pero entiende y comprende el papel de las bibliotecas digitales

Es importante tener y contar con bibliotecas a la carta, no solo por el olor a los libros, sino también porque son espacios de meditación e investigación, precisó Mariella Berra, docente de Sociología de la Redes Telemáticas en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Turín, durante el quinto foro central de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, denominado “Bibliotecas a la carta”.

Para Berra son importantes e indispensables estos espacios, pero entiende y comprende el papel de las bibliotecas digitales, en cuanto al ahorro de tiempo, espacio y movilidad. Conectarse y construir una red de libros es algo que describe como maravilloso.

“Los estudiantes y las personas van a utilizar mucho más el internet, por lo que la relación con las bibliotecas ha ido cambiando. Por lo menos en la universidad se publican libros con acceso a Internet”, aseguró.

Desde el salón Yves Bonnefoy, Héctor Antonio Espinoza, docente jubilado de la Facultad de Educación de la Universidad de Carabobo, compartió lo que ha sido la convivencia con su biblioteca.

Espinoza nació y creció bajo la mirada ensimismada de una biblioteca que tenía el rostro y los gustos de su padre. Era de estantes muy modestos, puesto que ostentaba los clásicos de la editorial El Ateneo de Buenos Aires (1995), que contiene el pensamiento filosófico y las grandes obras de literatura, para entonces, en 50 tomos.  

"Creo que ha marcado mi vida con esa presencia silenciosa, puesto que he sido amante del saber y la sabiduría, y fanático de la literatura desde siempre". 

La biblioteca ha influido en Espinoza notablemente. Cuando se graduó de psicólogo en 1982, contaba con más de mil ejemplares en un mueble. A los pocos años creció tanto que pasó a un espacio sola porque ya iba para cuatro mil unidades. 

Todo cambió cuando Internet comenzó a invadir de veras y se detuvo un poco el crecimiento de su biblioteca, que venía en ascenso con los posgrados y los trabajados de ascensos de la universidad. 

Hoy en día está desmembrada: una parte en su consultorio, otra parte en el estar, otra en el comedor, en el pasillo, en la laptop en la tableta y en la computadora de mesa. 


 

Autor Autor: Prensa Filuc
Fecha Fecha: 20.10.2016