FILUC
FILUC

Según el profesor Argenis Urdaneta

La descentralización no solo constituye una reivindicación administrativa

Dicho sistema, se basa en la concertación de una política nacional que exige un esfuerzo conciliador de actores antes confrontados. Un escenario que contribuiría a ello sería el funcionamiento del Consejo Federal de Gobierno

“La Constitución venezolana de 1999 renueva la transacción entre las tendencias centralista y federalista, en pugna desde el pacto federal de 1811, y mantiene la fórmula de 1961, acerca de la peculiaridad de nuestro Estado federal, pero ahora asumido como descentralizado”, tal afirmación fue realizada por el profesor Argenis Urdaneta, en el foro “Federación, descentralización y perspectiva del cambio democrático”. 

 

A juicio del experto, la descentralización no solo constituye una reivindicación administrativa, sino que este elemento permite al ciudadano tener mayor acceso a los ciudadanos y los entes del Estado, entre mas cercanía más democracia, manifestó en medio de la actividad celebrada en el salón Juan Rulfo de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo 2017.


“No debe concebirse solamente como el enfrentamiento del modelo financiero, o una demanda por una justa distribución de los de los ingresos fiscales del país. Es más que eso, es indispensable modificar ese marco cognitivo dominante”, expresó.


En su opinión, el sesgo centralista en la organización del Estado y en el esquema de distribución de competencias del Poder Público, así como algunas contradicciones que se observan del texto constitucional con la intencionalidad de establecer un Estado federal y descentralizado, unido a la intencionalidad centralista observada en el desarrollo legislativo, especialmente en leyes para el desarrollo de la descentralización o referentes a la organización de los estados; ha generado dudas acerca de las posibilidades de la gobernabilidad democrática de la federación.


“Tales dudas adquieren mayor dimensión al vincular este tema, al ambiente general de ingobernabilidad respirado en los difíciles días de abril. Por todo esto, se hace necesario un mayor esfuerzo para alcanzar las condiciones para la gobernabilidad, entendida la importancia que para la legitimidad del sistema ha tenido la elección separada de gobernadores y alcaldes; así como la contribución que la corta y reciente experiencia descentralizadora ha significado, a los efectos de una mayor eficiencia del aparato estatal”, destacó.


Es por ello que considera, que debe imponerse la concertación de una política nacional que exige un esfuerzo conciliador de actores antes confrontados. Un escenario que, cree contribuiría a ello, sería el funcionamiento del Consejo Federal de Gobierno y la revisión de las leyes relativas a la descentralización.

 


 

Autor Autor: Maigualida Del Valle Villegas
Fecha Fecha: 01.11.2017