FILUC
FILUC

Por segundo año consecutivo

"Mi ciudad recicla" fomenta la cultura del reciclaje desde la Filuc

En los espacios de la feria, se da a conocer la parte educativa que adelanta la red de la Fundación Tierra Viva

La red cuenta con nueve puntos fijos de reciclaje en diferentes espacios de la ciudad.

Por segundo año consecutivo, “Mi ciudad recicla”, red de instituciones aliadas que busca fomentar la cultura del reciclaje en Carabobo, participa en la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo (Filuc 2017). 

 

Desde el complejo ferial, se da a conocer la parte educativa que adelanta la red con la Fundación Tierra Viva, la cual consiste en dar a conocer las ventajas del reciclaje, además que se realizan actividades recreativas con la utilización de tapas de plástico.


Verónica Flores, educadora de campo de la mencionada fundación, informó que la red cuenta con nueve puntos fijos de reciclaje, ubicados en la Casa Don Bosco, el Cerro El Casupo, la sede del Consejo Comunal La Viña, el Vivero de Iamfumcosandi; así como en los colegios: Apucito, San Gabriel Arcángel, Juan XXIII y Sagrado Corazón.


“Fomentamos la cultura del reciclaje, a través de charlas y también instalamos experiencias y las acompañamos. Además estamos aliados a una empresa recicladora que aprovecha el plástico y presta el servicio de retirarlo en todos los puntos en una recolección selectiva”.


En cuanto al vidrio, Flores indicó que se recoge y se dona para las causas sociales que coordina Damas Internacionales de Valencia, asociación sin fines de lucro que tiene 60 años de fundada y 20 años trabajando con punto de acopio de este material, con más de 80 puntos de reciclaje en la ciudad, con lo que se ayuda a sostener casas hogares, dos ancianitos y cuatro comedores populares.


“MI ciudad recicla” tiene un año como red, pero tres como proyecto, tiempo en el que recibieron el apoyo de Damas Internacionales y del servicio comunitario de la Universidad de Carabobo. A partir del contacto con este último, nació Reciclados UC, programa que instaló un punto de acopio en la Facultad de Ciencias y Tecnología (Facyt).


La educadora de campo, explicó que existen dos vertientes en el trabajo que desempeñan, como es la importancia ambiental de desviar todo el flujo de residuos para que no vayan al vertedero de La Guásima, y el otro, llevarlo a un proceso de reciclado, donde se muela el material y se vuelva a utilizar para crear nuevos productos.


“El hecho de trabajar con materia prima reciclada, abarca el ahorro de energía y de agua, reduce la contaminación y se generan nuevos empleos”, puntualizó.


Este punto, se mantendrá hasta el próximo domingo 5 de noviembre, en los espacios de la Filuc 2017, que por segundo año corrido se celebra en el Centro Internacional de Eventos Múltiples (CIEM), en Naguanagua.


 

Autor Autor: Beatriz Oliva
Fecha Fecha: 01.11.2017