FILUC
FILUC

El arte de origen oriental es para todas las edades

La magia inmortal del origami se hizo presente en Chamario

"Puedes crear cualquier cosa, si usas la magia de la imaginación", manifestó el artista plástico Javier Miranda, ante el numeroso público que se dio cita en el taller

Conocido como el arte de plegar papel sin usar tijeras ni pegamento, para obtener figuras variadas, la técnica del origami japonés llegó a los espacios del Chamario de la Feria Internacional del Libro de la Universidad de Carabobo, de la mano del reconocido artista plástico carabobeño Javier Miranda, como parte de las diversas actividades llevadas a cabo con el apoyo de la Embajada de Japón.

 

Con la participación de un número importante de público, conformado en su mayoría por niños acompañados de sus padres, Miranda desarrolló la expresión artística, estimulando en los presentes, la participación en una actividad que pueden realizar sin herramientas y con cualquier tipo de papel.


“Incluimos a los papás porque hay datos curiosos e interesantes que le pueden servir para el uso de esta técnica japonesa”, matizó.


Practicada para combatir el estrés, desarrollar y estimular la motricidad fina, las habilidades manuales y la concentración, el origami demuestra la facilidad para realizar diferentes y variadas figuras en papel.


“Una de las cosas del origami es que lo haces con pocos materiales, que puedes estar bien concentrado, puedes tener un poco de paciencia y ayudas al niño, y además puedes hacerlo casi en cualquier lugar”, dijo el artista al comenzar la actividad.


“Puedes crear cualquier cosa, si usas la magia de la imaginación”, manifestó Miranda, al explicar que el arte de origen oriental es para todas las edades y puede ser realizado en cualquier momento de la vida.


Desarrollado en dos jornadas, el taller estuvo lleno de mucho colorido y papel, donde niños, jóvenes y adultos disfrutaron del encuentro demostrando las habilidades creativas que pueden realizar, sólo con las manos y trazos de papel.


Doblando y doblando, los asistentes realizaron vasos, gatos, zorros, corazones y diversas figuras. “El Origami es una actividad silenciosa pero social”, expresó Miranda, a la vez que invitó a compartir desde todos los espacios la infinita creatividad.


 

Autor Autor: Prensa Filuc
Fecha Fecha: 05.11.2017